El trabajo de las personas defensoras de derechos humanos son el estímulo e inspiración del trabajo que desarrolla PBI a todos los niveles. Brindamos acompañamiento a una gran variedad de colectivos amenazados a causa de la labor que desarrollan en la defensa de los derechos humanos. Entre estos se encuentran comunidades indígenas, organizaciones medioambientales, juristas, organizaciones de mujeres y familiares de personas desaparecidas, entre otros. El acompañamiento en terreno se complementa, a nivel internacional, con acciones de sensibilización y educación, estrategias de incidencia política, y la comunicación de la labor de quienes defienden los derechos humanos.
 

Ejes de trabajo

Desde PBI-Estado español, el trabajo de protección hacia las personas, organizaciones y comunidades defensoras se configura en los siguientes ejes de trabajo:
 
Incidencia política

Esta es una de las labores más importantes que se realizan desde los grupos nacionales, ya que pretende dar a conocer la situación de riesgo que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos que PBI acompaña, así como su trabajo en pro de los derechos humanos por el cual están amenazadas. Para ello organizamos reuniones y encuentros con autoridades políticas y organizaciones de la sociedad civil ofreciendo información de primera mano, y compartimos publicaciones periódicas con información relevante con el objetivo de fortalecer una red de apoyo conformada por actores políticos y de sociedad civil que, en caso de situaciones de alerta, pueda ofrecer una respuesta como comunidad internacional.
 
Sensibilización

La organización de encuentros entre las personas defensoras de DDHH y el conjunto de la población es una de las actividades más representativas del trabajo de PBI-EE. Gracias a estos encuentros, se ofrece a la sociedad el contacto directo con la realidad de la defensa de los DDHH desde la voz de sus protagonistas, con el fin de generar una conciencia crítica en la sociedad del Estado español y motivar su compromiso por la defensa de los DDHH. Asimismo, organizamos acciones de sensibilización para visibilizar la labor de las/os defensoras/es de derechos humanos a través de formatos culturales como exposiciones fotográficas, ciclos de cine y obras de teatro.
 
Educación

Otro pilar de actuación en PBI-EE consiste en la Educación para la transformación social. Creemos que una educación en DDHH, que fomente el consenso, la participación no-violenta, y una conciencia crítica global, fortalecerá el desarrollo de una comunidad internacional comprometida con la justicia y la paz. Para ello diseñamos materiales didácticos, intervenciones educativas para diferentes edades, producción de publicaciones etc.
 
Comunicación

La difusión del trabajo que realizan los proyectos y fundamentalmente las organizaciones y personas defensoras de DDHH que acompañamos es la base de nuestro trabajo, por lo que mantenemos activos múltiples mecanismos de difusión de informes, publicaciones, noticias etc., tales como la interlocución con medios de comunicación, el envío de información periódica a nuestra base de socias/os, la presencia en redes sociales, etc.
 

Ejes estratégicos

PBI acompaña a personas, organizaciones y comunidades que defienden los derechos humanos desde diferentes ámbitos: la defensa de la libertad de expresión, los derechos de personas migrantes, los derechos de la comunidad LGTBIQ+, el derecho a la memoria y la reparación, etc. Sin embargo, en la actualidad, y debido a su magnitud tanto en los contextos locales como a nivel global, los ejes temáticos de defensa de derechos que más atención demandan son:
 
Empresas y derechos humanos
 
La implantación de megaproyectos (extractivos, hidroeléctricos, agroindustriales, de infraestructura, etc.) se ve acompañada con frecuencia de medidas de estrategias de criminalización y represión hacia quienes defienden el territorio y el medio ambiente. Personas, organizaciones y comunidades que se oponen a estos megaproyectos están siendo blanco de graves ataques, por lo que resulta urgente visibilizar esta situación y exigir a los Estados que monitoreen el actuar de las empresas y garanticen el respeto a los derechos humanos.
«No es por estar en contra de los proyectos o de las empresas, sino por defender lo que es nuestro: los bienes comunes, la calidad del agua, la salud de la población.»
 
Mujeres defensoras

Las mujeres defensoras de derechos humanos sufren ataques específicos no solo por su papel como defensoras, sino también por su condición de género. La violencia hacia ellas está atravesada por patrones de criminalización diferenciada, distintos a la que sufren sus compañeros hombres. En su labor por la defensa de los derechos humanos, ellas se enfrentan a estructuras patriarcales a distintos niveles: frente al Estado y las empresas, así como en sus organizaciones, comunidades y hogares. Por otro lado, resulta fundamental visibilizar la labor de las mujeres defensoras, ya que llevan a cabo un rol fundamental en los procesos de paz, la resolución pacífica de conflictos y la construcción de formas de vida socialmente justas y ecológicamente sostenibles.
«Ser defensora es un compromiso de vida. Es romper todos los estereotipos.»
 
Criminalización

Las personas defensoras deben enfrentarse, cada vez más, a acciones de criminalización que buscan romper el tejido social, debilitarlas y desmovilizarlas. Especialmente preocupantes son las judicializaciones, en las que se dan procesos repletos de inconsistencias y violaciones a los propios procesos, así como manejo distorsionado de figuras penales.
«Lo que buscan esos señalamientos es acabar con la honra, acabar con la credibilidad y, sobre todo, con la legitimidad de la labor que realizamos.»
 
Impunidad

Los elevados índices de impunidad son una característica común en los países donde PBI realiza labores de acompañamiento y observación. Este hecho es extremadamente grave debido a que establece un clima propicio para generar nuevas violaciones de derechos humanos.
«Nos falta mucho por caminar. No va a haber recuperación por las pérdidas de nuestros familiares, pero vamos logrando que se respete a los pueblos indígenas, que no se les haga fácil asesinar a un paisano, a un ser humano. A veces la justicia llega.»